Fem Castilla la Mancha


Fem Castilla la Mancha

¿Son las mujeres felices teniendo el control?

mujer-hombre-trabajoTal parece que el feminismo ha sido una de las mejores cosas que les ha pasado a las mujeres, ya que es muy cierto que han sido muchas las cosas que han conquistado, desde poder ser profesionales, hasta ocupar grandes puestos en todos los ámbitos de la sociedad, especialmente en la política, territorio gobernado siempre por los hombres.

Pero la realidad es que muchas mujeres aseguran que aun teniendo todo lo que hace a un hombre feliz, ellas se sienten incompletas, se sienten inseguras, y eso que incluso han ocupado el puesto de cerrajeros profesionales, y pueden tener su casa con la mejor tecnología en esta materia.

La seguridad que quieren las mujeres no es la seguridad que les ofrecen los cerrajeros profesionales, sino que ellas quieren sentirse completas, y no hay que negarlo más, la pareja es la que ocupa dicho puesto, en la mayoría de los casos, un hombre.

Entonces el feminismo que ha hecho que la mujer se sienta autónoma, la ha dejado sola, y esta es una realidad que se vive cada vez más, ya que muchas mujeres han llevado el feminismo al extremo, queriendo sacar de sus vidas a los hombres por completo, lo cual es un error garrafal.

Y es que hay que entender muy bien que el feminismo no es un movimiento que pretendía alejar totalmente a los hombres de la vida de las mujeres o poniéndolos en un lugar en su vida que se puede comparar con un lápiz de labios; es decir, que tiene un tiempo de vida y cuando ya no es útil, se tira.

Por ello es que las mujeres deben definir muy bien su vida, y estar claras que ser feminista no es dejarse someter y ni es cumplir tareas que los hombres desestiman, no, ser feminista es defender los derechos, ser feminista es entender que los hombres son necesarios en la vida de las mujeres y que pueden tener una relación en donde los dos sean importantes.

Cuando se entiende el papel fundamental de la mujer en la sociedad, se entiende, que aunque para muchos sea mal visto, el hecho de que la mujer sea la que se encarga casi en la totalidad de la educación de los niños, la hace tener el control del mundo, ya que es la mujer la que forma al hombre y los moldea a su antojo.

El machismo y el feminismo extremo, que le hace tanto daño a la sociedad como el primero, deben descartarse, y las mujeres inteligentes saber que tener a un hombre a su lado es esencial, y que el quedarse solas por no querer depender de un hombre, es la idea más absurda que hay.

Es por ello que ser feminista es entender las verdaderas necesidades de la mujer, y defender el ser lo que se quiere ser, porque hay mujeres que son felices en casa, cuidando los niños y a las que les gusta cocinar, y no por ello deben ser señaladas como sumisas o víctimas del machismo.